Sáb25102014

Última actualizaciónSáb, 25 Oct 2014 12am

logo PODEMOS

Back Está aquí: Inicio Cantabria Los preferentistas presparan un velatorio a Caja Cantabria que desaparece mañana

Los preferentistas presparan un velatorio a Caja Cantabria que desaparece mañana

Los integrantes de la Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes de Cantabria irán a despedir este sábado a Caja Cantabria.

Tras más de 116 años de historia, con más sombras que luces, sobre todo en época reciente, Caja Cantabria, una de las instituciones más longevas y arraigadas en nuestra Comunidad Autónoma, desaparecerá este sábado, día 20 de Septiembre, con motivo de su última Asamblea General.

La entidad, que llegó a gestionar los ahorros del 90% de los cántabros, muere tras una larga enfermedad: la avaricia y corrupción de sus dirigentes, ya que ha sido víctima del saqueo indiscriminado de políticos y sindicalistas, pero también ha sufrido la gestión de incompetentes directivos, más preocupados por calentar su sillón y saciar su hambre de ascensos que de atender a sus clientes como merecían.

Así, no dudaron en engañar y estafar a muchos pequeños e inocentes ahorradores, en su mayoría clientes de toda la vida, a los que, siguiendo las directrices que les marcaban desde arriba, colocaron productos tóxicos para mantener a flote un barco que se iba a pique.

Es el caso de los Afectados por las Participaciones Preferentes (y demás productos fraudulentos y condiciones abusivas, como deuda subordinada, cláusulas suelo o cobro de comisiones descaradas, indecentes e ilegales) . Debido al (esperado) fallecimiento de Caja Cantabria, este sábado, los integrantes de la Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes de Cantabria irán a despedir a esta entidad como Dios manda y como marca la tradición, con un merecido entierro en el Teatro Casyc, en la calle Tantín de Santander, y un sentido funeral.

Llevarán una urna en la que depositarán los escasos restos que quedan de la histórica entidad, además de una gran cruz, que simboliza el calvario que vienens padeciendo desde hace casi tres largos años, y un enorme rosario, para rezar, junto a nuestro cura particular, las oportunas oraciones y plegarias.

También portarán velas y flores y acudirán vestidos de riguroso luto, para acompañar en el sentimiento y despedir como se merecen (y como solo nosotros sabemos hacerlo) a los consejeros que hicieron desaparecer suo patrimonio y que, no contentos con ello, llevaron también a Caja Cantabria a la tumba. Alguno de ellos, como su máxima cabeza, Eduardo Zúñiga, actual presidente de la entidad, parece que 'resucitará' y seguirá al frente del Patronato que dirigirá la Fundación en que se convertirá la entidad de ahorros. "Todo apunta a que estaremos, por tanto, ante el mismo perro pero con distinto collar", señala la Plataforma.

Desde la Plataforma van a volver a exigir, una vez más, que se retiren todos los carteles de Caja Cantabria de las oficinas, ya que primero la entidad fue absorbida por Liberbank y ahora desaparece